La Corte Suprema de Brasil ya comenzó a votar si el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva puede ser detenido para cumplir una condena de más de 12 años de cárcel por corrupción, a seis meses de las elecciones que lo tienen como favorito.
La votación de los once jueces del Supremo Tribunal Federal está 5-1 en contra del «hábeas corpus» que presentó ex presidente brasileño. En caso de confirmarse la tendencia, habrá luz verde para que se ordene su detención.

La defensa de Lula (2003-2010) pretende que el STF le permita apelar en libertad hasta agotar las cuatro instancias del sistema jurídico, mientras que la jurisprudencia vigente autoriza que sea detenido tras la condena en segunda instancia que recibió en enero.
La presidenta del tribunal, Cármen Lúcia, llamó a respetar la decisión de la corte, que delibera bajo un esquema de seguridad reforzado y sometido a fuertes presiones de partidarios y rivales del carismático líder de la izquierda.

Seguidores de Lula da Silva en Brasilia. AFP

Seguidores de Lula da Silva en Brasilia. AFP

Los primeros seis votos de los once que emitirá el Supremo Tribunal Federal (STF) dejaron la pugna 5 a 1 a favor de dar curso a la orden de arresto.
Edson Fachin, relator de la Operación Lava Jato que dejó al descubierto una red de corrupción entre empresarios y políticos, rechazó el recurso al señalar que Brasil ya había sido apercibido en tribunales internacionales por la extensión de sus procesos, que en muchos casos desemboca en una mera prescripción.
Pero su colega Gilmar Mendes emparejó la votación, argumentando que la posibilidad de detener a un acusado tras la segunda instancia dejó de ser una opción para convertirse en un «principio inflexible» de dictar «prisiones automáticas».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here