imagen

SANTIAGO DE LOS CABALLEROS.- La población ha respaldado en «gran parte» la paralización de actividades de este martes en las 14 provincias del Cibao, aseguraron sus organizadores, quienes reclamaron el «éxito» del paro a pesar de los «intentos del Gobierno por desacreditarlo».

Raquel Rivera, dirigente de la Coalición de Organizaciones Populares, Sociales, Feministas y Ambientalistas, dijo a periodistas en Santiago, que la huelga en reclamo de alzas salariales, la reducción de los precios de los combustibles y de la canasta familiar paralizó la docencia y el tránsito en las 14 provincias cibaeñas.

«Los grandes comercios de Santiago abrieron sus puertas, pero fue muy escasa su clientela, mientras que los medios y pequeños negocios respaldaron la huelga, como también lo hicieron en otras provincias», afirmó la dirigente, quien reiteró que el paro concluirá a las seis de la mañana de este martes, aunque se mantendrá por otras 24 horas en la provincia Duarte.

Aseguró que el Gobierno «fracasó» en sus intentos por desacreditar el paro y denunció el supuesto intento de organismos de seguridad del Estado de secuestrar al dirigente Osvaldo Brito cuando este se disponía a presentarse a una estación de televisión de Santiago para ser entrevistado.

La representante de las organizaciones populares afirmó que Brito fue despojado de su mochila y que los presuntos agentes encubiertos alegaron «falsamente» que este portaba un arma de fuego.

«Estamos reclamando un pliego de demandas por la acumulación de la deuda social con el pueblo», afirmó Rivera, al precisar que las organizaciones convocantes analizarán lo ocurrido y decidirán qué acciones tomar.

Rivera dijo lamentar que el Gobierno del presidente Luis Abinader haya intentado impedir la realización de la huelga, en lugar de dedicarse a buscarle solución a los problemas que plantean los dirigentes populares.

Las organizaciones también reclaman la eliminación del sistema de pensiones y de seguridad social privado y rechazan la «privatización» de la central termoeléctrica de Punta Catalina, y se oponen a la construcción de la central hidroeléctrica de Las Placetas, proyecto al sur de la ciudad de Santiago, que será la mayor represa del país.

Del mismo modo, exigen la terminación de obras públicas en el Cibao, tales como escuelas, hospitales y caminos vecinales.

«Si usted se compromete con resolver algo en campaña (electoral) y luego, cuando llega al Gobierno no lo hace, usted es muy irresponsable», afirmó la dirigente.

DECENAS DE DETENIDOS, REDUCCIÓN DE LABORES

Al final de la tarde de este lunes decenas de personas habían sido detenidas y se mantenía una reducción  de  actividades comerciales y el tránsito en una buena parte de las provincias del  Cibao, en donde se ha cumplido en más de un 50% un paro de labores convocado por grupos populares que hacen  reclamos al gobierno.

En la parte céntrica de esta ciudad de Santiago el tránsito estaba suspendido en más de un 60 por ciento pero las grandes tiendas, los bancos y otras empresas estaban operando, con una fuerte vigilancia policial y militar, informó el periodista Luis Domínguez, quien señaló que se reportaban enfrentamientos manifestantes y policías  en los barrios  Cien Fuegos, Liceo al Medio,  Pekín y Los Ciruelitos.  En estos lugares había basuras y escombros que habían sido lanzados en medio de la vía por jóvenes manifestantes.

En Salcedo alrededor de las 5:00 de la tarde había fuertes enfrentamientos entre policías y manifestantes en  El Matadero, Los Mangos y otros barrios de la parte alta, informó el corresponsal Rafael Santos.

Indicó que en San Francisco de Macorís la situación era difícil pues después de las 2:00 de la tarde los establecimientos comerciales de la parte céntrica cerraron por completo.  En un centro médico de esta ciudad  permanecía en estado crítico el joven José Alexander Rodríguez, quien la noche del domingo recibió un balazo en la cabeza disparado por supuestos atracadores para robarle una motocicleta tipo «pasola», en los precisos momentos en que había enfrentamientos entre policías y manifestantes.

El periodista Santos dijo que en Moca sólo hubo una situación anormal en la localidad Monte de la Jagua, y que en Tenares la población desoyó totalmente el llamado a paro.

En Puerto Plata tampoco fue acatado el llamado a paro, según informa el periódico PuertoPlataInforma.com.

TALY COMO FUE PLANIFICADO

Joel Santos dirigente social de San Francisco de Macorís dijo que a pesar de la militarización total de los pueblos del Cibao, el paro se desarrolló tal y como fue  planificado.

Otros dirigentes denunciaron además que algunos disturbios fueron provocados por personas que no pertenecen al movimiento para desacreditar la jornada de lucha.

En el municipio de Esperanza en la provincia Valverde, la zona fue militarizada para prevenir desórdenes. Allí se registraron enfrentamientos esporádicos y quema de neumáticos.

LOS RECLAMOS

Entre los reclamos de los convocantes del paro figuran rebaja de los precios de la canasta familiar, los combustibles y la electricidad; la no construcción de las presas hidroeléctricas en Las Placetas y Boca de los ríos y aumento general de salarios en los sectores público y privado.

Asimismo, servicio generalizado y eficiente de agua potable, preservación del medio ambiente y los recursos naturales, construcción de hospitales, acueductos, escuelas, aceras y contenes, carreteras.

La convocatoria no tuvo gran acogida en provincias como Dajabón, donde, según reportes, la mayoría de negocios no acató el llamado a paro, y el tránsito fluía de manera normal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here