Listen to this article

Calificadora Fitch Ratings publica informe negativo César Iglesias

imagen

SANTO DOMINGO.- La agencia internacional de calificación crediticia Fitch Ratings publicó un informe  sobre la empresa dominicana César Iglesias con observación negativa a largo y corto plazo.

img class="aligncenter wp-image-24198" src="https://notisol.net/wp-content/uploads/2024/04/Ramon_Gomez_401.jpeg" alt="" width="110" height="278" /

La observación de largo plazo refleja el riesgo de refinanciación al que está expuesta la compañía, debido a la concentración de vencimientos de deuda en el corto plazo que presionan su estructura de capital y limitan su flexibilidad financiera.

La calificación contempla que la compañía realice exitosamente la Oferta Pública Inicial (OPI) de acciones de manera que pueda obtener recursos para amortizar la deuda adquirida para la recompra de acciones y otros propósitos corporativos.

César Iglesias, cuyas acciones (70%) fueron adquiridas recientemente por los fondos de pensiones, enfrenta vencimientos en 2023 por cerca de DOP3,000 millones, lo cual incluye las amortizaciones del crédito con Banco Popular, que tomó la compañía al finalizar 2021 y que sustituyó la deuda adquirida para la recompra de acciones.

Asimismo, la decisión considera el debilitamiento de la generación operativa y de los márgenes de rentabilidad EBITDA que se han afectado por las presiones en estructura de costos, necesidades mayores de capital de trabajo para inventarios y la distribución de dividendos a su matriz, para el servicio de su deuda, que han deteriorado la generación de flujo de fondos libre (FFL).

FACTORES CLAVE DE CALIFICACIÓN

Apalancamiento y Riesgo de Refinanciación Elevados: En aras de simplificar la estructura organizacional, en 2021 César Iglesias tomó deuda dentro de su balance por cerca de USD80 millones para la recompra de acciones de socios minoritarios.

Lo anterior, mantiene presionada la estructura de capital y expone a César Iglesias a riesgos de refinanciación.

Las métricas de apalancamiento aumentaron significativamente hasta 7.5 veces (x) en 2021 y se espera que sean cercanas a 6.8x al cierre de 2022.

La estrategia de repago de la deuda está atada al éxito de la OPI en el mercado de valores dominicano, con la que pretende flotar cerca de 30% de las acciones y que se proyectaba que sucedería durante 2022. Sin embargo, las condiciones de mercado han dificultado la realización de la misma.

La compañía espera que la materialización de la OPI se dé en el primer semestre de 2023. La culminación exitosa de la OPI de acciones permitiría el robustecimiento de la estructura de capital al obtener recursos frescos en el mercado que le permitan a César Iglesias tener una estructura de capital más liviana, refinanciar sus vencimientos de corto plazo y retornar el apalancamiento (deuda a EBITDA) rápidamente a niveles cercanos a 2.5x para 2023.

De no lograr la realización oportuna y exitosa de la OPI, la compañía enfrenta riesgos de refinanciación elevados dada la carga financiera que enfrenta en 2023 y la calificación podría reducirse en varios escalones.

César Iglesias ha analizado alternativas en caso de no ejecutarse la OPI. Entre ellas están la refinanciación de la deuda, la emisión de bonos de deuda, la capitalización de la compañía o la búsqueda de un socio estratégico.

Impactos Inflacionarios Presionan Generación Operativa

Desde 2021, el incremento en los costos de las materias primas ha impactado la estructura de costos y la rentabilidad de la operación de César Iglesias.

El ambiente competitivo imperante en el mercado limita la capacidad de trasladar la totalidad del incremento de costos a los consumidores finales. Si bien las ventas de la compañía crecieron 25.6% en 2021, favorecidas por ajustes de precios y mayores volúmenes, el EBITDA (definido por Fitch) fue de DOP1,208 millones con un margen de rentabilidad de 7.6%, que es inferior a los márgenes históricos.

Fitch proyecta que, al cierre de 2022, el margen sea cercano a 7% y se recupere en los próximos años hasta niveles entre 10% y 11%; conforme los costos de las materias primas empiecen a ceder y se evidencien los ahorros en gastos y eficiencias operativas implementadas por la compañía.

La agencia espera que el EBITDA se beneficie por el cambio en la mezcla de ventas hacia productos con mayor margen de rentabilidad y pueda alcanzar los DOP3,000 millones hacia 2025.

Para los próximos años, Fitch proyecta que las ventas tendrán un crecimiento promedio anual de 14.5% soportado en la consolidación del plan estratégico de la compañía que incorpora el aumento de capacidades de producción y almacenamiento, el desarrollo de categorías nuevas, y alianzas estratégicas. Lo anterior también beneficiaría la generación operativa y la recuperación de los márgenes de rentabilidad históricos.

jt/am

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí