La politóloga Rosario Espinal consideró que para el Presidente Danilo Medina continuar con la ampliación de los programas sociales necesita recursos económicos los cuales puede conseguir con el desmonte del Estado clientelar y la corrupción administrativa.
Al ser entrevistada en el programa radial El Gobierno de las Mujeres por Rosa Alcántara, Patricia Arache y Tatiana Rosario, la también profesora de sociología en la Universidad de Temple, Filadelfia en Estados Unidos,  dijo que el sistema de la corrupción es fácil de controlar con la aplicación de  controles administrativos y en el que los culpables tengan consecuencias.
Es de opinión que en el país existe una impunidad total, en la que quienes hacen usos incorrectos de los fondos del Estado no pagan por ese delito.
Al analizar el discurso del Presidente Medina, en el acto de juramentación de su próximo mandato para el cuatrienio 2016-2020, Espinal consideró que el Jefe de Estado fue reiterativo en seguir con una política de ampliación de programas sociales en las áreas de la salud, del transporte, de la vivienda, de la construcción y de la educación.
Asimismo, recomendó al gobierno a hacer un mayor esfuerzo descontinuando la espiral de endeudamiento, tras advertir que de continuarse con esa política se podría “derribar” lo poco que se ha avanzado en el país.
Espinal criticó que la economía dominicana sea de muy bajos salarios con empresariados tacaños y que siempre buscan niveles de alta rentabilidad
Aseguró que en el próximo período de gobierno de Medina se abre una nueva página donde él necesita reconvocar a la sociedad dominicana, tomando en cuenta su alto nivel de aprobación y la situación macroeconómica, dos variables que, a su entender, mantiene el sistema democrático del país en relativo orden.
“Si uno de esos dos aspecto se tambalea o los dos debido que una puede influir en la otro, se podría crea un problema de inestabilidad”, sostuvo Espinal.
Ante los recientes nombramientos del Ejecutivo, Espinal citó los casos de Miguel Vargas Maldonado, presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y quien es el Canciller de la República; y de la perredeísta Yanet Camilo, ministra de la Mujer, Espinal afirmó que esas dos posiciones son parte de una transición por el papel crucial que jugó el perredismo para permitir la reforma constitucional, que dio paso a la reelección de Medina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here