El Consejo de Estado, la máxima autoridad administrativa francesa, ha decidido suspender el decreto de prohibición del ‘burkini’ que había adoptado el alcalde conservador de la localidad de Villeneuve Loubet, en la Costa Azul. Este organismo, en su argumentación, considera que el veto a esa prenda es un ataque desproporcionado a la libertad religiosa y que no hay pruebas de que el uso del burkini atente contra el orden público como esgrimía la ordenanza municipal.
El Consejo de Estado debía pronunciarse sobre las apelaciones presentadas por la Liga de los Derechos Humanos (LDH) y el Comité contra la Islamofobia en Francia (CCIF) tras la decisión del Tribunal de Niza avalando el decreto ‘antiburkini’.
El veredicto implica que en las playas de Villeneuve Loubet estará de nuevo autorizado llevar la polémica prenda. De momento, aunque la decisión del Consejo creará jurisprudencia, en la treintena de localidades que también han prohibido el bañador islámico sigue en vigor el veto mientras los bandos de las alcaldías no lleguen a los tribunales.
El Consejo de Estado precisa entre sus argumentos que el decreto apelado por las asociaciones demandantes “supone un atentado grave y manifiestamente ilegal a libertades fundamentales como la libertad de movimiento, de conciencia y la libertad personal”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here