República Dominicana, siempre ha jugado su rol de hermano y buen vecino. Pero hasta la generosidad de un estado pequeño, con recursos limitados y en vías de desarrollo, tiene límites.

Ahora más que nunca, República Dominicana necesita del compromiso de los países del Norte para restablecer la democracia, el orden público y la seguridad nacional en Haití de manera sostenible.

Cuando Bill Clinton pasó de gobernador de Arkansas a la Casa Blanca en 1993, no tenía experiencia en política exterior, ni era su prioridad al inicio de su presidencia.

Joe Biden, por el contrario, tiene experiencia: fue miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado y, por supuesto, su posición de vicepresidente en la administración Obama, le puso en la palestra internacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here