El senador de San Pedro de Macorís, José Hazim Frappier, aseguró que los dirigentes que decidieron suspender por un año a Federico Antún Batlle de la presidencia del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) nunca han apelado a la injerencia de otros partidos en la crisis política que transitan.
Según Hazim Frappier eso los diferencia de Antún Batlle y Ramón Rogelio Genao, secretario general de los reformistas,  que han recibido el respaldo del Partido Revolucionario Moderno, acusando al PLD de incitar la división de los reformistas.
Esa declaración del senador de San Pedro de Macorís encaja en los últimos pronunciamientos públicos de respaldo a la dirección del PRSC que ha emitido el Partido Revolucionario Moderno (PRM), principal organización de oposición del país, y que fue hoy reivindicada por el expresidente Hipólito Mejía en una visita a la casa nacional del partido “colorao” a Antún y a Genao.

La crisis política de los reformistas les ha llevado, en días consecutivos, a encuentros “de cortesía” con el presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Julio Cesar Castaños Guzmán. Primero fueron Antún y Genao, durante el jueves, y hoy viernes Víctor  Bisonó (Ito), designado como presidente del PRSC ante la suspensión, y el senador Hazim Frappier, acompañados de otros dirigentes de esa organización.

El PRM ha denunciado que detrás de la crisis de los reformistas se encuentra un plan organizado por el gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), interesado, según las acusaciones, en dividir a toda la oposición política de cara a las próximas elecciones generales de 2020.
Esa acusación fue rechazada hoy por Reinaldo Pared Pérez, secretario general de los peledeístas, que aseguró que su organización no se inmiscuye en las crisis o problemas de ninguna agrupación política del sistema democrático dominicano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here