POR IVAN SANTANA. SPM, R.D.-Los residentes en el barrio San Antón advirtieron a las autoridades del gobierno central y municipal, que si a la mayor brevedad posible no arreglan la calle que da acceso a la escuela del mismo nombre, suspenderán la docencia y la calle será cerrada con piedras, palos y desperdicios.
%image_alt%ivansantana (1)Indicaron que esta vía está llena de aguas negras y lodo que le dificulta la entrada a los estudiantes, profesores y todo el personal que labora en el centro educativo y, que también los padres y familiares que van a buscar a los niños, tienen problemas para hacerlo.
Néstor Hernández Peguero, presidente de la junta de vecinos “Amor Divino”, de ese sector, dijo que ante el problema que le afecta desde hace varios años, les han puesto en conocimiento la situación al gobernador Luis Miguel Piccirillo y al alcalde Ramón Antonio Echavarría, pero que no han hecho caso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here